I.
Revista

miércoles, 25 de febrero de 2009

Jesús Fernández Santos visto por Carmiña


"Modesto, tímido y burlón, huía con marcada repugnancia siempre de todo exhibicionismo y apenas hablaba a nadie de sus escritos. Con Los bravos nos sorprendió a todos y se situó, a pesar de que el libro pasara prácticamente inadvertido, en una plataforma donde ya no se sentía tan al raso y desde la cual podía esperar, cosa que -dicho sea de paso- ha demostrado saber hacer".


(CMG, 1975. Lee "Volver a Jesús Fernández Santos", por Juan Cruz)