I.
Revista

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Martín Gaite habría cumplido hoy 85 años


La escritora Carmen Martín Gaite, nacida hace 85 años, el 8 de diciembre de 1925, da vida a un interesante personaje de cuento, con el fin de contribuir a una sociedad menos sexista y más igualitaria.

La escritora Patricia Alonso de Agustín ha sido la encargada de novelar en clave infantil la vida de personajes cono Isadora Duncan, Virginia Wolf, Gloria Fuentes, la filósofa María Zambrano y ahora la escritora Carmen Martín Gaite.

Así lo dio a conocer la casa editorial que desde 2007 ha trabajado por el engrandeciendo de esta colección infantil.

Los textos de los otros cuentos sobre las grandes escritoras del siglo XX los elaboró en versión bilingue, español-inglés, la poeta Luisa Antolín Villota, experta en cuestiones de política de género y su compañero Juan Manuel Santomé, quien ilustró las narraciones dedicadas a Gloria Fuertes y Carmen Martín Gaite.

Fue Martín Gaite una figura relevante de las letras hispánicas, máxima representante de la generación de autores de la posguerra en España y quien es recordada por títulos como Entre visillos, Lo raro es vivir y El cuarto de atrás.

Gaite nació en Salamanca, España, donde obtuvo el título de Licenciada en Filosofía y Letras. Posteriormente se doctoró en la Universidad de Madrid con la tesis Usos amorosos del siglo XVIII en España, que se publicó en 1992.

En aquella época Carmen experimentó sus primeros contactos con el teatro al protagonizar diversas obras. Asimismo, colaboró en diversas revistas en Madrid, entre las que destacan Revista Nueva y Trabajos y Días.

Fue Ignacio Aldecoa quien la introdujo en su círculo literario, donde conoció a Josefina Rodríguez, Alfonso Sastre, Juan Benet, Medardo Fraile, Jesús Fernández Santos y Rafael Sánchez Ferlosio, con quien se casó en 1954.

Según los datos biográficos disponibles sobre ella, a partir de su amistad con destacados escritores de aquella época, Carmen Martín Gaite se incluyó en la llamada Generación del 55 o Generación de la Posguerra española, llegando a ser una de sus máximas representantes.

Escribió su primer cuento, Un día de libertad, en 1953, al que le siguió El balneario (1955), el cual le hizo merecedora del Café Gijón, uno de los premios literarios de mayor prestigio en España.

Tres años después presentó su célebre obra Entre visillos, con la que obtuvo el Premio Nadal.

A su producción literaria se agregan dos obras de teatro: el monólogo A palo seco (1957), representado en 1987, y La hermana pequeña (1959), estrenada en 1999 en Madrid.

Durante la década de 1960, Carmen continuó cultivando la narrativa con obras como Las ataduras (1960) y Ritmo lento (1963), mientras que, dentro de su labor como ensayista destacan El proceso contra Macanaz y su tesis Usos amorosos del siglo XVIII en España.

La obra poética de Martín Gaite fue recopilada en A rachas (1976). Otra novela cumbre fue Retahílas, la cual salió a la luz en 1974; de esta época también destaca su primera recopilación de relatos en Cuentos completos.

Cultivó también la crítica literaria y la traducción de autores como Gustave Flaubert y Rainer Maria Rilke, además de que colaboró en los guiones de series para la Televisión Española Santa Teresa de Jesús (1982) y Celia, serie infantil basada en cuentos de la madrileña Elena Fortún.

Con la novela Caperucita en Manhattan, Carmen retomó el género de ficción con la colección Las tres edades, la cual fue calificada por la crítica como placentera y muy divertida.

Otras de sus obras reconocidas son La reina de las nieves (1995), Lo raro es vivir (1996), Irse de casa (1998) y Cuéntame, en el que recopila ensayos y cuentos escritos entre 1953 y 1997.

Martín Gaite fue la primera mujer española galardonada con el Premio Nacional de Literatura en 1978, al que le siguieron una larga lista de reconocimientos como el Premio Anagrama de Ensayo (1987) y el Príncipe de Asturias (1988). Además del Premio Acebo de Honor (1988), el Castilla y León de las Letras (1992), entre otros.

Tras una prolífica vida literaria, le diagnosticaron cáncer, el cual acabó con su vida el 23 de julio del 2000. Sus restos descansan en El Boalo, lugar donde residió sus últimos años. (Notimex)