I.
Revista

domingo, 10 de mayo de 2015

25 años después


Dos décadas y media más tarde, Caperucita en Manhattan continúa siendo una novela igual de juvenil, igual de madura, igual de contemporánea. Tres edades ya cumplidas para permanecer en nuestra memoria como un clásico, categoría que Martín Gaite ha ganado a pulso en su brega literaria.