I.
Revista

lunes, 18 de enero de 2010

Ellas son plurales

Una exposición en el mercado de Puerta de Toledo, Femenino Plural, pretende ser homenaje a la mujer española del siglo XX. Al parecer, las grandes protagonistas son las tablas de lavar sobre las que van imágenes de señoras, desde Concha Piquer a Gloria Fuertes, pasando por Núria Espert, Lola Flores, Charo López o Pilar Miró. Una ensalada mixta. Todo depende de cómo esté adobada. En todo caso, no hay mujer alguna que sea singular, ni siquiera Isabel la Católica o Agustina de Aragón. Todas ellas son plurales. Y, por más que digan las feministas, siempre han mandado mucho. A su modo, por supuesto. Hay un barrio en San Sebastián de los Reyes que, aunque no sea homenaje a la mujer española, sí que tiene muchas mujeres representadas en el callejero, con una evidente goleada a la Ley de Paridad en detrimento de la cuota masculina.

En ese barrio tan culto tienen calle Clara Campoamor, Emilia Pardo Bazán, Dolores Ibárruri, Rosalía de Castro, Mercé Rodoreda, María de Maeztu, Carmen Martín Gaite, Concha Espina, María Pacheco, Juana de Castilla (La Loca), María Zambrano, Federica Montseny, Margarita Xirgu, Ofelia Nieto, Margarita Salas, Rosa Chacel. Y también Mariana Pineda, que, hablando de mujeres plurales, se llamaba María Rafaela Judas Tadea Francisca de Paula Benita Bernarda Cecilia de Pineda Muñoz. Entre ellas se han colado ilustres varones, como Gregorio Marañón, Francisco Ayala, Rafael Morales, José Hierro, Alejando Casona, Alonso Zamora Vicente y pocos más.

RICARDO CANTALAPIEDRA. EL PAÍS, 18.01.10